Casi medio centenar de empresas y autónomos ya se han inscrito en el registro de fontaneros de Galicia. Entrevista realizada por la revista Cuadernos de Comunicación, Climatización y confort,al Presidente de FEGAFON y AGASCA.

La desaparición del carnet profesional y del registro de empresas han generado varios problemas para el sector de la fontanería.

 

FEGAFON y AGASCA han presentado el registro voluntario de autónomos y empresas e instalaciones de fontanería de Galicia para subsanar la “grave problemática” de intrusismo y economía sumergida de la profesión. Hasta la actualidad, ya se han inscrito casi medio centenar de empresas, aunque esperan que el número crezca en los próximos meses.

 

La Federación Gallega de Entidades Empresariales de Instalaciones y Mantenimientos (FEGAFON) y la Asociación Empresarial de Instaladores de Fontanería, Gas, Calefacción, Climatización y Afines de La Coruña (AGASCA) han presentado, de manera pública, el registro voluntario de autónomos y empresas e instalaciones de fontanería de Galicia.

 

Los inicios de esta iniciativa pionera se remontan a 2011, cuando el Decreto 51/2011 de Galicia derogó toda la legislación que regulaba la fontanería en la comunidad. «Desde FEGAGON, se realizó una intensa gestión ante la Administración gallega para que se volviese a la situación anterior», comienza a explicar a este medio Santiago Zapata Seoane, presidente de FEGAFON y AGASCA.

 

Y continúa: «Al no lograrlo, y después de numerosas reuniones con la Consellería de Economía, Empleo e Industria y la Dirección General de Energía y Minas de la Xunta de Galicia, llegamos al acuerdo, en 2018, de llevar adelante la creación de este registro voluntario de empresas de fontanería y, a su vez, el registro de instalaciones de fontanería».

 

Con esta iniciativa, se pretende subsanar la «grave problemática» de intrusismo y economía sumergida generada por la desregulación de la profesión del fontanero. En este sentido, Santiago asevera que, al no existir un registro de verdaderos profesionales al que puedan dirigirse los ciudadanos, se ocasiona un elevado incremento de quejas y reclamaciones.

 

De igual modo, asegura que las empresas gallegas se enfrentan a diversas complicaciones al actuar en otras autonomías que sí mantienen la regulación y señala la falta de controles por parte de las administraciones.

 

¿Cuántas personas se han inscrito?

 

Este registro voluntario, al que se accede a través de la oficina virtual de industria de la Xunta de Galicia, permanece abierto desde su entrada en vigor a principios de noviembre de 2021. Hasta la fecha, ya se han inscrito 47 empresas y autónomos, aunque esperan que se vayan incorporando muchas más en los próximos meses.

 

«Esta iniciativa es sumamente interesante y positiva para todos, precisamente, por el hecho de ser voluntaria, ya que se establece una clara diferenciación en lo que se refiere a vocación de calidad de servicio entre los autónomos y empresas que decidan registrarse y las que no lo hagan», expresa Santiago.

 

De esta manera, considera que, a través de este registro, se evita la posibilidad de que puedan estar en él empresas y autónomos carentes de profesionalidad o que no cumplan otros requisitos que exige el Decreto para salvaguardar la salud y seguridad de los clientes y usuarios.

 

Por otro lado, Santiago puntualiza que, además de paliar la grave situación generada y su problemática, este registro pone en valor nuevamente los carnets históricos de fontanería, que aún se conversan en algunas autonomías, como Aragón, Asturias, Castilla y León, Madrid, Murcia, País Vasco y Cantabria.

 

Registros voluntarios en otros sectores

 

Desde FEGAFON y AGASCA, garantizan que continuarán con su objetivo de que el Gobierno central establezca otras medidas regulatorias y estiman que es posible que se vayan implantando otras figuras, iguales o parecidas, dentro del sector de la fontanería, «pues ya hace años que otras entidades de otras autonomías han expresado su parecer positivo al respecto».

 

«Igualmente, un número considerable de colectivos empresariales y profesionales de diferentes actividades carentes de una regulación oficial específica ve conveniente la implantación de registros voluntarios, como los fabricantes de biomasa para calderas o los artesanos», declara el presidente.

 

En esta línea, también hace referencia a los colectivos que apoyaron la iniciativa, como fueron las Amas de Casa, Consumidores y Usuarios; la Confederación de Empresarios de La Coruña (CEC); y los Colegios de Ingenieros Industriales e Ingenieros Técnicos Industriales de Coruña y Galicia.

 

Recomendaciones de FEGAFON y AGASCA

 

Finalmente, Santiago recomienda a los ciudadanos contratar a profesionales para las instalaciones de fontanería y agua, en general, para lo que podrán solicitar información accediendo al registro o contactando con FEGAFON o AGASCA.

 

«En cuanto a las empresas, les recomendamos que, en las obras que liciten, valoren la integración en este registro para la adjudicación. Por último, aconsejamos a los profesionales de la edificación y la industria que restrinjan la participación en sus proyectos y obras a verdaderos profesionales que cumplen los requisitos que demanda el registro y nuestras asociaciones».

 

SOCIO PROTECTOR ORO